Los abstencionistas, la gran reserva de cambio para México.

Los abstencionistas, la gran reserva de cambio para México.

Por Jesús Gómez Espejel

9 de junio del 2018

En los procesos electorales siempre, casi en todo el mundo, siempre hay un numero muy importante de ciudadanos que se abstienen de ira a votar el día de la elección, teniendo aun la credencial de elector así como el derecho y la obligación de ir.

El porcentaje no es menor, quizá para esta elección hablamos de un 45% del total de mayores de 18 años, un numero cercano a los 30 millones de personas.

Sus razones o sinrazones son muchas y variadas: Que nos sirve para nada, que todos son iguales, que las elecciones son una farsa y hasta que no tienen tiempo. La verdad es que desconocen su fuerza y poder. Se dice que si ellos constituyeran un partido lograrían la mayoría de votos.

En esta elección este potencial oculto de los mexicanos abstencionistas puede ser clave para el futuro del país; y es que también son ciudadanos insatisfechos, también sufren robos y asaltos, también están hartos de la corrupción pero no han descubierto que tienen una arma poderosa para cambiar las cosas: su voto.

¿Que tenemos que hacer para convencerlos?, que fibra intima tenemos que tocar para mover su voluntad y motivarlos a ir a las urnas el dia de la elección?.

Pues quizá es una combinación de varias; permítanme plantear un solo tema que podría llamarlos de la reflexión a la acción: El miedo. Este es considerado por la neuropolítica como el factor No 1 en la decisión del voto. ¿y a que podrían tener miedo? Pues al hambre, la miseria, la inseguridad, a la violencia desatada, la pérdida de la libertad de expresión que potencialmente se vislumbra con la llegada de López Obrador con el modelo populista/socialista que han propuesto sus principales ideólogos, esto es el modelo Venezuela. Y es que basta ver las escenas de ese país para generar terror. Las familias comen de los basureros; han bajado 11 kilos en promedio toda la población adulta. Recientemente un venezolano me comentaba que ya no se ven perros en las calles y cada vez… menos niños. El miedo a las Guardias populares que se pretenden tener al mando de AMLO para reprimir cualquier insurrección,. El miedo a las expropiaciones de empresas que no estén de acuerdo con la propuesta económica. El miedo a que cualquiera de sus familiares pueda ser un preso político por disentir del gobierno. El terror a no tener las medicinas mas elementales para tratar a los niños, mujeres embarazadas, diabéticos o hipertensos. El miedo a tener un dictador como Fidel Castro o Maduro durante decenas de años. El fracaso del sistema socialista en el mundo (URSS, Cuba , Nicaragua y Venezuela) es estrepitoso. El fracaso del esquema populista mexicano con Luis Echeverría y José López Portillo fue igualmente desastroso.

Los abstencionistas mexicanos tienen que salir a votar, si no por ellos, por sus hijos, su familia, sus padres , sus amigos, su libertad, que hoy se ve amenazada. Y hoy solo tienen una opción votar por Ricardo Anaya, que es el único que le puede ganar a López Obrador. Recordemos, son 30 millones, con uno de cada 3 que salga ya la hicimos.

Pin It
Tu publicidad