TLCAN o NAFTA: optimismo sin confirmación

TLCAN o NAFTA: optimismo sin confirmación

30 de Agosto de 2018

Raul Tamayo 

El anuncio hecho por el presidente de Estados Unidos en relación con Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no representa ninguna novedad relevante, lo que es sorpresivo fue su cambio de actitud hacia sus vecinos del sur, eso es una noticia estimulante para los gobiernos que participan, para la población y para los mercados en general, pero en realidad está lejos ser un éxito rotundo como el mismo presidente lo intentó comunicar, todavía hay camino por recorrer y sorpresas por recibir, el estadounidense no es una persona de fiar y a la vista están sus constantes cambios de opinión, sus pobres posturas y sobretodo su falta de conocimiento en la gran mayoría de temas gubernamentales, tanto internos como externos, en los cuales se ventilan sus limitadas habilidades diplomáticas.

Oficialmente el 04 de octubre de 1988 se realizó la formalización del Tratado de Libre Comercio de Canadá y Estados Unidos donde se daba inicio a la nueva relación comercial entre ambas naciones, al llegar 1990 comenzaron las negociaciones para hacer el bloque más grande y poder incorporar a México en el tratado, concretando la firma en diciembre de 1992, hasta su entrada en vigor el 10 de enero de 1994, “la ratificación de cada congreso en cada país fue necesaria”. (Canada-Estados Unidos-México)

Desde su inicio se planteó un plazo de 15 años para eliminar todas las barreras aduaneras entre los tres países, también se acordó que debían ser retiradas las restricciones comerciales en diversos productos, tales como vehículos de motor y sus piezas, computadoras, textiles y lo relacionado a la agricultura, el tema relativo a la protección de los trabajadores estaba incluido.

Nunca se ha negado que el Tratado Trilateral fue hecho en gran medida para beneficiar a la economía mexicana, ya que en tiempos de la firma Estados Unidos enfrentaba una competencia frontal con Japón y la Unión Europea, pese al tiempo transcurrido el escenario no ha cambiado, incluso desde muchos puntos del mundo la opinión pública ha considerado que al entrar en vigor el TLCAN, este ha provocado el aumento de la pobreza en México como también el desempleo en Norteamérica.

Desde 1994 el nivel de pobreza extrema en México ha aumentado considerablemente, pasando de 16% a 28% en los primeros cinco años del Tratado, aproximadamente cinco millones de campesinos abandonaron el campo, lo que elevó el desempleo, la imparable delincuencia y la migración hacia los Estados Unidos, hoy en día se pueden encontrar indocumentados en cualquiera de los 50 Estados de la Unión Americana, situación que antes era casi impensable ya que había zonas muy lejanas y poco atractivas para ellos, el clima era un factor de decisión.

Pero con la firma del TLCAN, México tuvo la oportunidad de incrementar considerablemente sus exportaciones en los primeros años del convenio, de 31.1 a 94.6 millones de dólares de 1991 a 1998, inmediatamente lo convirtió en el segundo socio comercial de los Estados Unidos, por otro lado los estadounidenses nunca han dejado de aumentar sus importaciones de petróleo ya que el país del sur es una nación que opera fuera de la OPEP, lo que les permite tener una gran ventaja con respecto a otros países, en el sector agrícola las exportaciones norteamericanas han aumentado debido a los puntos anteriormente mencionados, por lo que el vecino del sur desde hace mucho tiempo se ve obligado a importar un alto porcentaje de arroz, frijol y maíz por mencionar algunos.

El mensaje hecho por el presidente estadounidense no es para alegrarse, en estos momentos los tiempos están asfixiando a ambas administraciones, por una parte las próximas elecciones en Estados Unidos van a cambiar con toda seguridad el mapa político en las dos cámaras, lo que está generando una presión extrema para cerrar las negociaciones, ya que "es necesaria la aprobación de los congresos para adecuarlo o firmar un nuevo tratado", la presión en el sur se encuentra centrada en el cambio de gobierno que será el próximo 01 de diciembre.

El espectáculo montado en días pasados ha sido digno de un circo al estilo del inquilino de la Casa Blanca, una llamada "en vivo" dónde no se vio ningún respeto hacia el vecino del sur, carente del protocolo oficial entre los involucrados, donde fue notoria ausencia del cara a cara entre ambos mandatarios, una vulgar llamada entre un supuesto jefe, aburrido por el discurso de un supuesto subordinado, indignante.

"Desde la firma del TLCAN muchas naciones consideran a Canadá y México "Colonias Comerciales" de Estados Unidos"

Pin It

Mas Leídos

 27 3